cropped-header-1.jpg

revival 2001 : La televisión pierde, Internet gana

El desarrollo de Internet en los últimos años, junto con el nacimiento de otros soportes y medios de comunicación, ha llevado a que en la última década se haya producido una reducción en el índice de penetración de la televisión en España del 91,2 por ciento de la población en la primera oleada del EGM de 1991 a 89,9 por ciento en la misma oleada de este año.(ver : https://www.comscore.com/esl/Prensa-y-Eventos/Market-Rankings )

La razón de esta tendencia, combinada con el ‘hartazgo televisivo’, según datos de ‘Noticias de la Comunicación’, se debe a que Internet cuenta ya con una penetración del 19,8 por ciento y acapara gran parte del tiempo libre de muchas personas en detrimento de otros medios de comunicación, como la televisión.

A la influencia de las nuevas tecnologías en el hecho de que el índice de penetración de la televisión en la población española se mantenga e incluso haya disminuido ligeramente respecto a hace una década, habría que sumar la fragmentación de las audiencias provocada por la proliferación de oferta televisiva, con la sucesiva aparición de emisoras locales, el satélite y el cable, junto con la consolidación de las privadas.

Inversión publicitaria

En los últimos diez años, la inversión publicitaria en los medios ha pasado de 560.400 millones de pesetas en 1991 a los 941.062 millones de 2000, lo que supone un crecimiento del 40 por ciento, y en ese periodo sólo se produjo un retroceso en la inversión en 1993. Así, el incremento de la publicidad pasó del 12,5 por ciento en 1991 a desplomarse hasta un crecimiento negativo del 4,6 por ciento en 1993, que se mantuvo un año más, hasta ir remontando al 14,6 por ciento en 1998 y 1999, y bajar de nuevo al 9,3 por ciento el pasado año.

En la reactivación de la inversión publicitaria participaron, según este informe, ‘la reanimación del mercado de automóviles, tradicional locomotora de la inversión en medios; el proceso privatizador del Estado, que genera múltiples salidas a Bolsa, y la aparición de compañías pertenecientes a la nueva economía, relacionadas con las nuevas tecnologías e Internet, que realizan también grandes inversiones’.

Esta tendencia coincidió con una fuerte bajada en las ventas agregadas del sector, que pasaron del 18,6 por ciento en 1992,al 5,4 por ciento en 1994, al mismo nivel que en 1991. En los años sucesivos se produjo una recuperación progresiva hasta alcanzar el 17,7 por ciento en 1999. En 2000 se produjo un nuevo retroceso hasta el 14,5 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *