multitud2

Lectores : el poder de la multitud

Ha quedado o puede quedar en una tentativa, porque parece que el gobierno británico tiene sus métodos para hacer frente a casos como éste, pero es una muy breve historia (vía Paul Bradshaw) de las que demuestran el poder que puede llegar a tener la multitud, el poder de los lectores, a los que muchos periodistas siguen despreciando: Ben Goldacre, columnista del Saturday Guardian y editor del blog Badscience, necesitaba contrastar una información referente a unas pruebas de alimentación con un suplemento de aceite de pescado para mejorar el rendimiento de los escolares de Durham.

Después de intentar probar la información por los canales tradicionales y no recibir contestación, recurrió a la Freedom Of Information Act (FOIA), la ley británica que regula el derecho de los ciudadanos a obtener información que obra en poder de las autoridades públicas.

Su solicitud fue denegada por el coste que supondrían los datos que pedía. Solución: hizo un llamamiento a sus lectores a través de su blog para que cada uno realizara una pequeña petición de información, y después reunirlas todas. En su blog hay ya casos de 173 personas que han hecho una petición acogiéndose a la FOIA. Martin Estabe, de Online Press Gazzete, cree que el experimento de periodismo ciudadano o de investigación compartida no dará resultado, porque la FOIA ya advierte en su legislación que denegará casos que puedan entenderse como una campaña y, por tanto, sostiene Estabe, las peticiones individuales serán rechazadas. Sin embargo, triunfe o fracase, es un buen ejemplo de lo que con la participación de los lectores se puede llegar a obtener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *