trendy

Vestidos con mangas

Llega un momento en la vida en el que hay que hacerse con un vestido con mangas. Yo ya entro en las tiendas pidiendo que no me enseñen otra cosa. ¿Por alguna razón?, me preguntan. Pues porque sí. Porque el verano no es eterno, las axilas también tienen que tomarse vacaciones y no quiero pasarme la vida buscando chaquetas, cárdigans, capitas o mantas zamoranas que peguen. Es un rollo ponerse a combinar cosas. Quiero quitarme complicaciones. Ponerme un vestido y punto.

Pero la misión es ardua. Es más fácil encontrar un tesoro con un detector de metales con un vestido con mangas. Los más comunes son los del estilo Diane von Furstengerg : cruzados, con escote en pico, de punto de seda y manga pegada : ver este sitio por seda a pintar  http://www.sodintex.com
Pero para mi quiero los cerrados hasta la clavícula y con manga tirando a ancha. De mujer recatada. Como el Little Black Dress años 40 que lleva Sienna Miller en la obra de teatro Flare Path, que acaba de estrenar en Londres.

Sería ideal tenerlos en varios colores, pero suelen aparecer en negro. Como la colección de ellos que lució Marion Cotillard en La Vie en Rose.

Tenía uno azul precioso que se me comieron las polillas. Me quedan uno vintage, otro blanco, de lunares, verde estilo Jackie O y uno negro de Primark que queda como un guante y que me debió costar unos 13 euros (que para precios de Primark es prácticamente de Alta Costura). Con mangas semi transparentes, corte en la cintura y puños abotonados. Me lo pongo temporada tras temporada con cinturones plateados, o de plumas. Cuando se rompa tendré que clonarlo.

One thought on “Vestidos con mangas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *