El apartado sonoro está acorde con el alto nivel del juego. Misterio y suspense, así como explosiones, gritos y amenazas de los enemigos.  Acción y espectacularidad durante la mayoría del tiempo. Lo mejor de todo es que contamos con un doblaje al perfecto castellano, cosa que es muy de agradecer, sobre todo en estos tiempos que parece que el idioma de Cervantes se encuentra marginado, y localizar un título parece ser un manifiesto de juego de segunda fila. Contamos con un doblaje al español muy bueno y que les sienta muy bien a los personajes principales de la historia. Pero es que incluso esto lo notaremos según qué situaciones nos encontremos en pleno juego. Si por ejemplo, nos encontramos a un helghast y en vez de enfrentarnos cara a cara, retrocedemos o huimos de él, nos dirá cosas como “no te escondas, cobarde” o “sal y da la cara, apestoso ISA”.

O si se ven en inferioridad numérica, se les escucha perfectamente como piden refuerzos. Son detalles sonoros que aumentan enormemente la ambientación y que la gente de Guerrilla lo ha sabido hacer muy bien.

Sobre todo para todos los que hayáis jugado al primer Killzone de PS2, este es el apartado más interesante. Para empezar, y como se ha comentado en la introducción, estamos ante un juego de acción táctica con perspectiva aérea, más conocido como 3ª persona. En Killzone Liberation no sólo nos limitaremos a pegar tiros a diestro y siniestro sino que también cuenta un papel importante la táctica.

Debemos observar muy bien el escenario en busca del lugar más seguro por el que poder avanzar. En la gran mayoría de las misiones iremos solos, pero de vez en cuando contaremos con la ayuda de algún aliado, al que podremos darle órdenes. Estas órdenes son bastante sencillas, consistentes en colocar al soldado en la posición que le indiquemos, que ataque al objetivo que le marquemos o que simplemente nos vaya escoltando.

Los combates que libraremos serán muy duros, ya que la IA que se le ha otorgado al enemigo es realmente buena en general. Lo normal es que se agazapen en algún escondite, agachados y esperen a vernos para atacarnos, aunque hay alguno que otro que va “a saco” a por nosotros. Este tipo de combates son la salsa del juego, pues quien coja una mejor posición y sepa usar bien sus armas, saldrá victorioso.

Nosotros deberemos hacer lo mismo, es decir, buscar un buen sitio para escondernos y no nos “frían” con una ráfaga traicionera. Encontraremos enemigos que actuarán de forma muy diferente. Están los que acabamos de mencionar que van directamente a por ti (suelen hacerlo cuando te ven muy en apuros) y los que juegan “al escondite”, pero también los hay muy defensivos, caso de los que portan un lanzallamas. Estos nos entorpecen el paso creando bolas de fuego que nos impiden pasar a otras zonas. También los hay que nos costará más que sudor (y algún que otro cabreo) eliminarlos. Nos referimos a algunos grandes soldados que van con un gran escudo por delante. Sólo lo mataremos si podemos pillarle por la espalda.

zone99Otro elemento en nuestra contra son las minas. Hay varios tipos. Tenemos las clásicas que se pegan a una pared y que emiten un láser rojo. Si cruzamos el láser ya sabéis lo que nos pasará. Este tipo de minas las podemos desactivar. También tenemos las que podríamos denominar como invisibles. Estas son muy peligrosas ya que no las vemos hasta que estamos a medio metro de ellas. Por último nos quedan las minas araña, que son activadas si pasamos por delante de ellas o las disparamos. Si hacemos una de estas dos cosas, a la mina le saldrán patas y buscará la fuente de calor que tenga más cercana. En esos momentos es mejor estar lejos de ellas, aunque si somos listos las podemos usar a nuestro favor.

Además de las armas convencionales, hemos de hacer mención especial a una mochila tipo jet-pack con la que podemos volar durante unos segundos y que viene con un fusil que tiene munición infinita, y que deberemos usar con moderación pues se recalienta y bloquea con facilidad. Por supuesto, también tenemos vehículos y otros “utensilios” para aniquilar hordas de Helgasts. Se nos brindará la oportunidad de manejar un tanque y un overcraft. La cámara, que está siempre predefinida, nos ofrecerá siempre la vista que se supone mejor nos conviene, pero esto no ocurre siempre así. En más de una ocasión acabaremos muertos por los suelos sin saber quién nos disparó. Y será por regresar o cambiar de zona en la cual se nos mueve el enfoque de la cámara. No hubiese estado de más poder mover un poco el enfoque de la acción, al menos para saber si de lejos hay alguien escondido, que después nos sorprende por la espalda.

Conclusión, el resultado final es fresco, muy bien adaptado a las necesidades del juego portátil en general y a PSP en particular, representando una apuesta original con una buena dosis de acción que sin duda alguna hará de Killzone: Liberation uno de los títulos más potentes del catálogo de la consola de cara a la campaña navideña.

Lo mejor:

  • Una versión más táctica.

  • Su apartado técnico.
  • Su buena banda sonora y el doblaje al castellano.

  • El sistema de juego es fácil y adictivo.

  • Sus opciones multijugador.

Lo peor:

  • La duración es extremada e inusualmente corta.

  • La dificultad es tan elevada que puede desesperar al más paciente.
  • Si tuviese opciones como pegarse a la pared o de camuflaje, su jugabilidad habría ganado más enteros y así potenciar más el lado táctico del juego.  La inclusión de checkpoints ayudan más a llegar a esa desesperación.

Nuestro puntuacion para Killzone Liberation

8.0

Presentación
Un mensaje apocaplíptico que nos sumerje de lleno en una batalla con el fin de preservar la paz

8.0

Gráficos
Una puesta en escena mas que digna, que aunque no lleva el título a los limites de la consola, si que muestran el potencial de la misma

9.0

Sonido
Un doblaje al castellano y unos efectos sonoros mas que logrados. Sin suda, lo mejor del título

7.0

Jugabilidad
La ausencia de ciertos movimientos característicos de los juegos de este tipo, hacen que la experiencia jugable se quede a medio camino

8.0

Total
Un gran titulo, y una apuesta segura para estas Navidades